Glutamina: ¿A Quién y Por Qué?

Esp. Carlos Ramos

Marzo, 2018.

gluta

Sobre este tema existen numerosas publicaciones realizadas en animales y humanos, pero todavía no ha sido posible obtener todas las respuestas.

Importancia de la glutamina
La glutamina es uno de los 20 aminoácidos naturales que constituyen las proteínas del
organismo. Es un aminoácido no esencial, normalmente sintetizado por la mayoría de las células. Las proteínas de la dieta aportan 5 a 10 g/día de glutamina. La proteína del trigo y de la soya son ricas en glutamina: 35% y 24% respectivamente. La leche y la albúmina del huevo contienen 8,7% y 3,3% de glutamina en forma respectiva. Es uno de los 5 componentes proteicos de mayor abundancia en el organismo. Es el aminoácido libre más abundante en el organismo, constituye 25 % del pool de aminoácidos libres del fluido extracelular y más del 60 % de los musculares. El músculo esquelético es el gran reservorio de glutamina: un hombre de 70 kg contiene alrededor de 50 g de glutamina libre y 240 gr de glutamina en el músculo.

Funciones
• Es un precursor de la síntesis proteica.
• Participa en el transporte de nitrógeno entre órganos y tejidos, en la transaminación y
homeostasis de aminoácidos. Cede y acepta nitrógenos.
• Es una fuente de nitrógeno para síntesis de bases purínicas y pirimidínicas, nucleótidos y aminos.
• Está involucrada en la replicación celular activa.
• Es una fuente de carbono para neoglucogénesis y ciclo de Krebs en algunas células como los enterocitos.
• Previene el catabolismo proteico muscular.
• Es muy importante en los enfermos críticos como sustrato para la síntesis de glutatión, que es el principal antioxidante endógeno.
• Es el principal sustrato de amoniogénesis renal para la regulación del estado ácido-básico.
• Está involucrada en la regulación osmótica del estado de hidratación celular; cuando la célula se deshidrata hay tendencia al catabolismo, cuando la célula está bien hidratada disminuye el catabolismo; son señales intracelulares, relacionadas con la glutamina principalmente.
• Es el principal combustible metabólico, por el carbono y el nitrógeno, de todas las células con proliferación rápida: mucosa intestinal, sistema inmunológico y cicatrización.
• En forma reciente se ha visto que estaría relacionada con la prevención de la resistencia insulínica secundaria al estrés.

Glutamina y salud
Se ingiere bastante glutamina, pero si no se consumiera nada el organismo la sintetiza en
cantidad suficiente. El músculo, los pulmones y el hígado son productores de glutamina: ceden glutamina al pool libre de aminoácidos extracelulares y a los órganos consumidores.

En estados de estrés por injuria, infección, algunos órganos consumen en forma inapropiada mayor cantidad de glutamina. Por ejemplo, el intestino y el hígado aumentan sus requerimientos de glutamina. En un gran quemado (40-60% de superficie quemada) o en politraumatizados graves, al tercer o cuarto día de evolución las células de la respuesta inmunológica alcanzan el peso del hígado, y esta gran cantidad de células necesitan glucosa y utilizan glutamina. El músculo aumenta mucho su producción. El hígado se convierte en consumidor en vez de dador y los pulmones siguen aportando poca cantidad.

Glutamina: ¿condicionalmente esencial?
La glutamina, la arginina, la taurina y la cisteína son aminoácidos condicionalmente
esenciales. En algunas condiciones un aminoácido no esencial, muy ubicuo, se convierte en condicionalmente esencial, porque hay un aumento del consumo, el aporte es limitado y la producción endógena no es suficiente.

Por qué aportar glutamina
• Mantiene o atenúa la disminución de la concentración intracelular en el músculo.
• Mejora la síntesis proteica y el balance nitrogenado.
• Mejora los parámetros inmunológicos con disminución del riesgo de infecciones.
• Preserva la integridad de la mucosa intestinal con prevención y/o reducción de translocación bacteriana. A pesar de la mejoría en varios parámetros, en el hombre no está claro si hay una efecto directo en la mejoría clínica; en muchos modelos animales no hay dudas al respecto.
• Modifica la respuesta inflamatoria endógena.
• Promueve la síntesis hepática de glutatión en forma significativa, dosis dependiente y es capaz de recuperar los niveles de glutatión endógeno medido por distintos modelos en pacientes críticos y en radioterapia, que tienen una alto estrés oxidativo.
• Disminuye las complicaciones postoperatorias.
• Disminuye la mortalidad en grupos específicos de enfermos, aunque depende de la vía y de la dosis.
• Disminuye el tiempo de estadía en terapia intensiva y hospitalaria.
• Reduce los costos hospitalarios por cada sobreviviente.

Pacientes que se pueden beneficiar con el suplemento de glutamina
• Hipercatabolismo severo. En pacientes críticos hay varios estudios.
• Neoplasias avanzadas. Se puede utilizar como profilaxis en la mucositis.
• Disfunción intestinal.
• Síndromes de inmunodeficiencia.

Aporte de glutamina en la práctica clínica

Con las dosis hay un problema. Se necesita como mínimo 10 g/día. Cuando hay una injuria se requieren 20 g/día y los enfermos en terapia intensiva necesitan 30 o más g/día. En términos generales, la administración enteral es menos eficaz, y tal vez se requieran dosis mayores por esta vía.

Las contraindicaciones de administración de glutamina son: insuficiencia renal severa,
insuficiencia hepática severa, acidosis metabólica severa e hipersensibilidad a algún componente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s