Alergia alimentaria

 

Alergia alimentaria

Por: Javier Arriagada Gacitúa.

La alergia se da esencialmente cuando el sistema inmunológico no funciona bien y percibe una sustancia normal como amenaza un (alérgeno), presentan manifestaciones clínicas ligadas a una respuesta inmunológica frente a esta sustancia alimentaria ocurren en alrededor del 2,0 a 7,5% de los niños.

Manifestaciones clínicas
  • Tracto Gastrointestinal: Cólicos, diarreas, Proctocolitis, heces con sangre, desnutrición, enfermedad celíaca.
  • Tracto respiratorio: Inflamación en la garganta y dificultad para respirar.
  • Nivel dérmico: Ronchas y erupciones cutáneas, dermatitis atópica, eccema.

Se ha visto a nivel internacional que las alergias alimentarias (AA) van en aumento, específicamente, la alergia a la proteína de leche de vaca (APLV), que se presenta en un 2 a 5% de los menores de 3 años de edad. En 2016, el INTA mostró que la incidencia de APLV fue de 4,9% en lactantes menores de un año de un hospital público de Santiago y en Europa, se ha estimado un rango de 1,9 a 4,9% de APLV en lactantes menores de un año.

Las respuestas inmunológicas a antígenos alimentarios, pueden ser:

Reacciones mediadoras Caracterización sistémica

IGE

( inmunoglobulina E)

Desarrollo abrupto de sintomatología (segundos a pocas horas), que en su manifestación puede incluir shock anafiláctico, anafilaxia, urticaria, angioedema de piel y mucosas, eritema, síndrome de alergia oral, alergia gastrointestinal inmediata (vómitos explosivos, dolor abdominal y diarrea) y broncoespasmo.
Reacciones no mediadas por IgE (inmunidad de tipo celular)Sus síntomas se desarrollan en horas o días e incluye la enterocolitis inducida por proteína alimentaria, proctocolitis alérgica, enteropatía alérgica, dermatitis de contacto y enfermedad celiaca.
MixtosMe incluyen a la dermatitis atópica moderada o severa, esofagitis eosinofílica y/o gastroenteritis eosinofílica
¿Podemos hacer prevención primaria?
La lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses puede tener un rol en la prevención de enfermedades atópicas y sería el único factor modificable que puede aplicarse en la prevención primaria de la APLV. La eliminación de alimentos durante el embarazo no se recomienda en ningún caso dado que no hay evidencia que lo sustente para prevenir APLV.

Ha sido una preocupación permanente del Ministerio de Salud, este aumento en las alergias alimentarias. Ante la presencia y sospecha de AA en un lactante que no se encuentra con lactancia materna, se debe administrar fórmula extensamente hidrolizadas o de aminoácidos que son de alto costo para los padres. Con el propósito de unificar criterios para el diagnóstico se creó la “Guía Clínica: Alergia a Proteína de Leche de Vaca”. Minsal, 2012; donde participaron pediatras gastroenterólogos, nutriólogos, inmunólogos y nutricionistas.

Esta guía ha sido difundida a lo largo de la atención primaria de todo el país. Con esta alta incidencia de APLV, se decidió que a partir del año 2017 se entregará en el sector público de forma gratuita, fórmulas extensamente hidrolizadas o de aminoácidos a todos los niños que se encuentran con el diagnóstico de APLV y que no están recibiendo lactancia materna hasta los dos años de vida. El pronóstico de mediano y largo plazo de los pacientes con APLV es favorable ya que en la mayoría de los casos esta enfermedad se resuelve y los niños adquieren tolerancia durante los primeros 2 a 3 años de vida.

Se debe evitar estrictamente el uso de leches de otros mamíferos (oveja, cabra, búfala, yegua, burra), ya que existe el riesgo de reacciones alérgicas cruzadas. Los preparados vegetales, muy de moda en estos tiempos (soya, arroz o almendras) no se recomiendan para niños menores de dos años ya que no cubren apropiadamente los requerimientos nutricionales y si llegan a ser usados en mayores deben ser supervisados por nutricionista o nutriólogo. La leche de vaca sigue siendo un alimento completo, con el mejor aporte de calcio, proteína de excelente valor biológico y fuente de minerales y vitaminas indispensables para el crecimiento y desarrollo de niños sanos, además de ser económica y de fácil acceso a toda la población.

Referencia Dra. Sylvia Cruchet M. (2018). Alergia Alimentaria. 18-06-2020, de Scielo Revista Chilena de Nutrición Sitio web: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182018000300099
Elaborado Nutricionista Javier Arriagada G