Fórmulas infantiles

 

Fórmulas infantiles

Las fórmulas infantiles son productos alimenticios modificados para cubrir las necesidades fisiológicas del bebé, parcialmente o de forma total, controlado bajo procesos industriales acorde con normas del Códex Alimentarius.

Es importante señalar la proscripción al referirse a las fórmulas en términos de leches maternizadas o leches humanizadas, ya que en definitiva la leche materna (LM) es única y no se puede comparar desde ningún punto de vista. Tampoco es adecuado usar el término de “leches artificiales”, porque las fórmulas infantiles (FI) son fabricadas a partir de alimentos naturales, tales como la leche de vaca. Sin embargo, un sinónimo admitido es el de “sucedáneos de leche materna”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), el Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Pediatría, Gastroenterología, Hepatología y Nutrición (ESPGHAN) y la Academia Americana de Pediatría (AAP) coinciden en que la “leche de vaca, entera, descremada o semidescremada, evaporada o en cualquiera de sus presentaciones, la leche de cabra o la de cualquier otro animal no se recomiendan para la alimentación de los lactantes.”

Indicaciones de las fórmulas infantiles

1. La madre está “inhabilitada” para lactar, ya sea permanentemente como en los casos de:

Cáncer en tratamiento con quimioterapia. 

Hepatitis B. 

Citomegalovirus. 

VIH. 

Herpes mamario. O transitoriamente, por ejemplo, cuando la mamá tiene mastitis.

2. La madre tiene una producción láctea insuficiente, certificada por la afectación del patrón de crecimiento en peso y longitud, y, especialmente, por la alteración del perímetro cefálico.
3. La madre no desea lactar, independientemente del consejo profesional que destaca las ventajas y los valores agregados y únicos de la LM.

4. El bebé presenta una condición especial por la que requiere una suplementación parcial o total de la leche materna, tal como en el caso de algunos errores innatos del metabolismo y en los prematuros.

 

Objetivos Fórmulas Infantiles 

Según lo expuesto, cuando no es factible alimentar con leche materna o cuando la LM resulta insuficiente, se pueden implementar las FI en la alimentación total o parcial del niño para cumplir con los siguientes objetivos:

Promover un mejor crecimiento y desarrollo.

Prevenir deficiencias subclínicas. 

Fomentar el fortalecimiento del sistema inmune y de la barrera antioxidante. 

Prevenir a largo plazo los efectos negativos condicionados por la alimentación.

 

Clasificación de fórmulas infantiles:
Una forma de clasificarlas, fácil de recordar y práctica para aplicar, responde al siguiente esquema:
  1. Las fórmulas de inicio: son las apropiadas para recién nacidos hasta los primeros seis meses de vida. Tienen la finalidad de cubrir el total de los requerimientos de energía, macronutrientes y micronutrientes. Si el niño es sano, no se necesitan aportes extras. 
  • Las fórmulas de continuación aplican para los niños de 6 a 12 meses de edad o hasta los 36 meses (fórmulas de crecimiento), y su objetivo es “colaborar” con la cobertura de los requerimientos nutricionales y no con el cubrimiento “total” como las de inicio, porque en esta etapa el niño empieza su alimentación diferente a la leche (complementaria).
  • Fórmulas especializadas o de uso médico, conforman un grupo integrado por diferentes “sucedáneos” con fines dieto terapéuticos. Por la modificación de algún o algunos de su(s) nutriente(s) se convierten en paliativas o coadyuvantes del tratamiento médico para cierta patología que afecta uno o varios de los tiempos de la nutrición (ingestión, digestión, absorción, metabolismo y/o excreción). Esta innovación permite modular a través de la alimentación (mejorando o disminuyendo) la problemática de ese niño en términos de salud. Por ejemplo, ciertas fórmulas especializadas se han diseñado para casos como los de intolerancia a la lactosa, prematurez, alergia a la proteína de la leche de vaca, malabsorción, entre otros.
Referencia   Wilson Daza. (2015). Fórmulas infantiles. 11-06-2020, de Director Posgrado de Gastroenterología Pediátrica y profesor asistente Universidad El Bosque Sitio web: https://issuu.com/leyneth.vargas/docs/formulas_infantiles_scp
Material elaborado  Nutricionista Javier Arriagada Gacitúa, Diplomado en Alimentos Funcionales y Nutracéuticos © Mg Gerontologia Clínica,                                      © Diplomado Infectología pediátrica.