Tamizaje nutricional en oncología

tamizaje nutricional

Tamizaje nutricional en oncología

El tamizaje nutricional es un procedimiento de corta duración (idealmente no más de 5 minutos), sencillo y de fácil administración que se emplea para detectar dentro de un grupo de individuos aparentemente sanos o enfermos, a aquellos que en función de su estado de nutrición poseen un mayor riesgo de enfermar o recuperarse con mayor dificultad de un proceso patológico.

En este sentido, el tamizaje nutricional permite identificar a aquellas personas que requieren una evaluación nutricional especializada que permita alcanzar un diagnóstico nutricional que informe sobre la mejor manera de cuidar o tratar el estado nutricional del individuo.

El tamizaje nutricional también es conocido como tamización, cribado, screening o triaje nutricional. Para llevar a cabo el tamizaje nutricional se suelen emplear cuestionarios, pruebas antropométricas, pruebas de laboratorio o una combinación de éstas.

Características del tamizaje nutricional:
⦁ Eficiente
⦁ Práctica
⦁ Bajo costo
⦁ Muy sensible
⦁ Buena especificidad
⦁ Alta reproductibilidad
⦁ Incentivar a un plan de acción

La Sociedad Europea de Nutrición Clínica y Metabolismo (ESPEN (por sus siglas en inglés)) recomienda que un screening contenga los siguientes elementos:

⦁ Ingesta alimentaria
⦁ Variaciones de la masa
⦁ Variaciones del IMC

El tamizaje nutricional se debe realizar al ingreso y repetir dependiendo de la estabilidad del paciente. La Sociedad Americana de Nutrición Parenteral y Enteral (ASPEN) recomienda el tamizaje en las primeras 24 horas luego de la admisión clínica del usuario.


Valoración del riesgo nutricional

El riesgo nutricional se define como un estado de deterioro nutricional que puede favorecer la aparición de la desnutrición cuando es moderado a severo. Para determinar el riesgo nutricional es fundamental la identificación de características que están asociadas con problemas alimentarios o nutricionales.

tamizaje nutricional

Autor: Nta. Rafael León

Profundiza tus conocimientos sobre esa temática en nuestra Certificación Internacional Nutrición Clínica Oncológica.

Inicio: 08/12/22

Referencias:

Cruz R. Visión general de la profesión de Nutrición en el Perú para el siglo XXI. Renut (2010) 4(11): 525-542.

Método de conteo de carbohidratos

conteo de carbohidratos

Método de conteo de carbohidratos

El método de conteo de carbohidratos ayuda a los pacientes a elegir sus alimentos y planificar sus comidas controlando la cantidad de hidratos de carbono, en gramos ingeridos, para mejorar su control glicémico y alcanzar las metas del cuidado de la diabetes

Según la Asociación Americana de Diabetes el monitoreo de los carbohidratos de las comidas utilizando el método de conteo de carbohidratos, es la clave para lograr un correcto control glicémico. Los pacientes diabéticos con tratamiento intensivo con insulina deben ajustar sus dosis de insulina al total de carbohidratos de las comidas.

El método de conteo de carbohidratos ha crecido en popularidad en los Estados Unidos desde la finalización del Ensayo Clínico Controlado para el estudio de la Diabetes y sus Complicaciones (DCCT), en los que se utilizó de manera eficaz

La Asociación Americana de Diabetes refleja que el uso del índice glucémico y la carga glucémica como un medio para evaluar el impacto glucémico de un alimento sobre la glucosa en sangre puede proporcionar un beneficio adicional modesto sobre el observado cuando se considera sólo el total de carbohidratos

Aplicación del método de conteo de carbohidratos

Para la aplicación del método de conteo de carbohidratos los pacientes deben:

⦁ Conocer qué alimentos contienen y cómo se miden los carbohidratos;
⦁ Aprender las porciones o los gramos de carbohidratos en los alimentos comunes;
⦁ Entender cómo leer la tabla de composición del alimento en los etiquetados de los mismos;
⦁ Conocer cómo estimar la cantidad de carbohidratos;
⦁ Conocer cuánta insulina se necesita para metabolizar los carbohidratos;
⦁ Conocer cuánta insulina se necesita para la corrección de la glucemia.

Los carbohidratos se pueden medir en gramos o en porciones. Una porción de carbohidratos equivalen a 15 gramos de los mismos. Los alimentos o grupos de alimentos que contienen carbohidratos son:

⦁ Almidones, como cereales, granos, legumbres, vegetales y amiláceos;
⦁ Frutas y los jugos de frutas;
⦁ Vegetales sin almidón;
⦁ Leche y el yogurt;
⦁ Azúcares y dulces.

conteo de carbohidratos

El Índice Glucémico (IG) representa la calidad del carbohidrato consumido. La carga glucémica (CG) es el producto matemático del IG por la cantidad consumida y estima el efecto glucémico total de la dieta. Diversos estudios han demostrado el efecto positivo de las dietas con bajo índice glucémico (IG) sobre los lípidos en hiperlipidémicos y diabéticos

Conclusiones

Se considera que el IG y CG pueden resultar útiles en la selección de alimentos, sin embargo, no dan respuesta a todas las interrogantes relacionadas con la alimentación de diabéticos y no diabéticos.
A pesar del significado de los resultados obtenidos en la presente investigación, no se desconoce la controversia con relación a la utilización del IG y la CG como herramientas clínicas en el manejo dietético de la diabetes. No obstante, se coincide con otros autores en la potencialidad de estos indicadores, como elementos de prevención.
En síntesis, los resultados obtenidos pudieran apoyar la hipótesis de que IG y CG son herramientas útiles en la selección de los alimentos protectores de enfermedades crónicas y pudieran ser considerados indicadores de calidad nutricional de la ingesta dietaria, pero no deben ser utilizados en forma aislada ni desconocer sus limitaciones en el ámbito clínico y de salud pública.
Autor: Nta. Camilo Aburto (?)

Profundiza tus conocimientos sobre esa temática en nuestra Certificación Internacional Diabetes en el Ciclo Vital

Inicio: 30/11/22

Referencias:

Argüello R, Cáceres M, Bueno E, Benítez A, Figueredo Grijalba R. Utilización del conteo de carbohidratos en la Diabetes Mellitus. An. Fac. Cienc. Méd. (Asunción) [Internet]. 2013 June

Calabañas A. Bases científicas de una alimentación saludable. En: de Luis D, Bellido D, García P, editores. Dietoterapia, nutrición clínica y metabolismo. Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición – SEEN. España: Díaz de Santos; 2010. p.18

Jiménez-Cruz A, Seimandi-Mora H, Bacardi-Gascon M. Efecto de dietas con bajo índice glucémico en hiperlipidémicos. Nutr Hosp 2003; 8(6):331-5.

Porciones de intercambio y composición química de los alimentos de la pirámide alimentaria chilena. Jury, Gloria ; Urteaga, Carmen; Taibo, Marcela; Universidad de Chile. Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos 1999

Dietas vegetarianas en la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles

Dietas vegetarianas en la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles

Los beneficios de las dieta vegetarianas son reconocidos, ya que favorecen mantener un peso corporal normal y disminuyen los riesgos de enfermedades crónicas no transmisibles, efecto atribuido a la alta ingesta de frutas, verduras, alimentos integrales y baja ingesta de grasas saturadas. 

Entre los argumentos más frecuentes para elegir una dieta vegetariana se incluyen la preocupación por el medio ambiente y más específicamente por factores relativos al bienestar animal y consideraciones de salud. 

Efectivamente, en general, esta dieta se asocia a mayores beneficios para la salud por la composición de los lípidos y la mayor ingesta de fibra dietética, la eliminación de la carne roja se ha asociado a una disminución del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y presentan finalmente mejores estilos de vida .

Beneficios de las dietas vegetarianas
 

Se define como vegetariano a aquella persona que no consume ningún tipo de carne, incluyendo aves, pescados o mariscos ni productos que la contengan; como ovo-lácteo-vegetariano a aquellos cuya alimentación se basa en cereales, frutas, legumbres, frutos secos, semillas, huevos y productos lácteos; lacto-vegetariano a los que excluyen de la dieta los huevos además de la carne y vegano a los que excluyen de su alimentación carnes, productos lácteos, huevos y todo producto que contenga algún producto de origen animal.

El motivo por el cual se adoptan este tipo de dieta difiere con la edad. Los adolescentes adoptan este patrón de alimentación como una manera de establecer una identidad, por razones medioambientales o preocupación por el bienestar animal, a diferencia de los adultos que la adopción a la dieta se asocia a mejorar su salud.

La Asociación Dietética Americana afirma que las dietas vegetarianas convenientemente planificadas son saludables, nutricionalmente adecuadas y que pueden ser beneficiosas para la prevención y el tratamiento de algunas enfermedades como la diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer, la hipertensión, la cardiopatía isquémica y la obesidad 

La Academia Americana de Nutrición y Dietética (AAND), la más prestigiosa asociación de nutricionistas en el mundo, ha publicado la actualización del 2016 de su Posición Oficial respecto a las dietas vegetarianas, emitida por primera vez en el 1987 y renovada periódicamente

Con más de 100 referencias bibliográficas, el posicionamiento actual de la AAND resume los datos más actualizados publicados en la literatura científica de este ámbito.

Enfermedades crónicas no transmisibles que pueden ser prevenidas por las dietas vegetariana

Cardiopatía isquémica: Dos estudios de cohortes extensos y un metaanálisis encontraron que las personas vegetarianas presentaban menor riesgo de muerte por cardiopatía isquémica que las no vegetarianas. Este menor riesgo de muerte se observó tanto en personas ovo-lacto-vegetarianas como en personas veganas. 

La diferencia en el riesgo persiste tras el ajuste por IMC, hábito tabáquico y clase social. Esto es especialmente significativo porque el menor IMC observado comúnmente en las personas vegetarianas es un factor que podría ayudar a explicar el menor riesgo de enfermedad cardíaca en las personas vegetarianas.

Lípidos en sangre: Por regla general, los estudios encuentran en las personas vegetarianas menores concentraciones de colesterol total y de lipoproteínas de baja densidad (cLDL). Los estudios de intervención han demostrado una reducción en las cifras de colesterol total y cLDL cuando los sujetos cambiaban de su dieta habitual a una dieta vegetariana

Hipertensión Arterial: Diversos estudios han mostrado una menor presión sanguínea en personas vegetarianas en comparación con las no vegetarianas, aunque otros estudios han mostrado escasas diferencias en cuanto a presión sanguínea entre personas vegetarianas y no vegetarianas. Al menos uno de los estudios que mostraba menor presión sanguínea en personas vegetarianas encontró que era el IMC, y no la dieta, lo que explicaba gran parte de las variaciones ajustadas por edad en la presión sanguínea

Diabetes: En el Estudio de Salud Adventista, el riesgo de diabetes ajustado por edad era 2 veces mayor en las personas no vegetarianas que en sus homólogos vegetarianos. Aunque la obesidad incrementa el riesgo de diabetes tipo 2, se observó que la ingesta de carne y carne procesada era un factor de riesgo importante de diabetes incluso tras ajustar por IMC.

Obesidad: En un estudio transversal con 37.875 adultos, los que comían carne tenían los valores más altos de IMC medio ajustado por edad y los veganos, los valores más bajos, mientras los demás vegetarianos tenían valores intermedios. En el Estudio EPIC-Oxford, la ganancia de peso durante un periodo de 5 años en una cohorte de personas concienciadas por la salud se situó en los valores más bajos entre los que pasaron a una dieta con menos alimentos de origen animal.

Algunos alimentos que tienen un papel destacado en la dieta vegetariana y pueden ofrecer protección contra la ECV son la proteína de soja, las frutas y las verduras, los cereales integrales y los frutos secos. 

Las personas vegetarianas parecen consumir más fitoquímicos que las no vegetarianas debido a que un mayor porcentaje de su ingesta energética procede de alimentos vegetales. 

Los flavonoides y otros fitoquímicos parecen poseer efectos protectores como antioxidantes, en la reducción de la agregación plaquetaria y la coagulación sanguínea, como agentes antiinflamatorios y en la mejora de la función endotelial. 

Se ha comprobado que las personas ovo-lacto-vegetarianas presentan una respuesta vasodilatadora significativamente mejor, lo cual indica un efecto beneficioso de la dieta vegetariana en la función endotelial vascular.

En general, estas dietas son ricas en fibra dietética, magnesio, fitoquímicos, antioxidantes, vitaminas C y E, Fe+3, el ácido fólico y ácidos grasos poliinsaturados n-6 (PUFA), pero baja en colesterol, grasa total y grasa saturada, sodio, Fe+2 +, zinc, vitamina A, B12 y D, y en especial ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA).

Los profesionales nutricionistas, deben educar a los individuos que toman la opción de iniciar cualquier tipo de alimentación vegetariana y ayudar a implementarla adecuadamente, para cubrir todos los macro y micronutrientes requeridos acorde a su edad y estado metabólico, para favorecer un crecimiento y desarrollo normal.

Por consiguiente, las dietas vegetarianas bien planificadas podrían tener un efecto beneficioso en la reducción de factores de riesgo relacionados con enfermedades crónicas. 

Además, el seguimiento de este tipo de dietas por omnívoros durante un periodo determinado de tiempo podría mejorar sus hábitos dietéticos. No obstante, se considera necesario seguir investigando sobre el estado nutricional de vegetarianos y el posible uso de estas dietas con el fin de prevenir y tratar enfermedades

Autor: Nta. Camilo Aburto

Profundiza tus conocimientos sobre esa temática en nuestro Diplomado Alimentación y Nutrición Vegetariana

Inicio: 08/11/22

Referencias:

Rojas Allende Daniela, Figueras Díaz Francisca, Durán Agüero Samuel. Ventajas y desventajas nutricionales de ser vegano o vegetariano. Rev. chil. nutr.  [Internet]. 2017  [citado  2022  Oct  24] ;  44( 3 ): 218-225. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182017000300218&lng=es.  http://dx.doi.org/10.4067/s0717-75182017000300218.

García-Maldonado Elena, Gallego-Narbón Angélica, Vaquero Mª Pilar. ¿Son las dietas vegetarianas nutricionalmente adecuadas? Una revisión de la evidencia científica. Nutr. Hosp.  [Internet]. 2019  Ago [citado  2022  Oct  24] ;  36( 4 ): 950-961. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112019000400029&lng=es.  Epub 17-Feb-2020.  https://dx.doi.org/10.20960/nh.02550.

Centurión-Bernal Erika Giselle, González-Acosta Ana Gabriela, Rojas-Pavón María Belén, Burgos-Larroza Rodrigo Octavio, Meza-Miranda Eliana. Conocimiento, prácticas y actitudes alimentarias de vegetarianos en Paraguay. Mem. Inst. Investig. Cienc. Salud  [Internet]. 2018  Apr [cited  2022  Oct  24] ;  16( 1 ): 19-25. Available from: http://scielo.iics.una.py/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1812-95282018000100019&lng=en.  https://doi.org/10.18004/mem.iics/1812-9528/2018.016(01)19-025.

Peligros de la malnutrición por exceso en embarazadas

Peligros de la malnutrición por exceso en embarazadas

Algunos peligros de la malnutrición por exceso en las embarazadas son las consecuencias en su salud física y psíquica, incluyendo la diabetes mellitus, la enfermedad cardiovascular y la muerte prematura.

La obesidad sería el problema de salud más común en las mujeres en edad reproductiva. La obesidad es una enfermedad crónica heterogénea en la que múltiples factores interactúan para producir un estado de balance energético positivo, que lleva al aumento en el peso corporal.

El embarazo es un estado de modificaciones fisiológicas causadas por la gestación y la lactancia y por el intenso crecimiento y desarrollo del feto. La ganancia de peso total actualmente recomendada durante el embarazo y de acuerdo al IMC antes del embarazo.

La mujer con obesidad también corre riesgos durante su gestación, el parto y el puerperio, los que deben ser considerados por el profesional de la salud que la atiende durante esta etapa reproductiva, así como es su deber orientarla a un control médico en su vida futura para hallar tempranamente un probable síndrome metabólico y evidencias de compromiso de hipertensión y enfermedad cardiovascular, que permitan al médico prevenir complicaciones más graves.

¿Cómo puede afectar el embarazo un índice de masa corporal alto? 

Tener un índice de masa corporal alto durante el embarazo aumenta el riesgo de distintas complicaciones, entre las cuales se incluyen las siguientes:

  • Aborto espontáneo, muerte fetal intraútero y abortos espontáneos recurrentes
  • Diabetes gestacional
  • Una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y signos de daño a otro sistema de órganos, en general, el hígado y los riñones (preeclampsia)
  • Problemas cardíacos
  • Apnea del sueño
  • La necesidad de una cesárea y el riesgo de las complicaciones que esta conlleva, como infecciones en la herida

¿Cómo puede afectar la obesidad al recién nacido? 

Tener un IMC alto durante el embarazo ha estado relacionado con un mayor riesgo de problemas de salud para el bebé, como por ejemplo:

  • Trastornos congénitos
  • Ser significativamente más grande que el promedio al momento del nacimiento (macrosomía fetal)
  • Problemas de crecimiento
  • Asma infantil
  • Obesidad infantil
  • Problemas cognitivos y retraso en el desarrollo

Estudio de Caso en Chile

Según el «Grupo de Trabajo Migración y Salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile», la obesidad pregestacional aumentó significativamente el riesgo de partos por cesárea en general, electivas y de urgencia. Además, el análisis de riesgo atribuible poblacional sugirió que  la incidencia de cesáreas podría disminuir en un 32% si se erradica la obesidad pregestacional.

La obesidad con toda su multicausalidad está asociada fuertemente a estos resultados, y en este marco transicional, los desafíos propuestos por la OMS deben enfocarse en esa población para disminuir las cesáreas, mejorar la calidad de la atención pregestacional, enfrentando la obesidad como una gran estrategia

Modificaciones en el Patrón de Referencia

El Ministerio de Salud de Chile, tiene como meta que ocho meses después del parto la mujer recupere su estado nutricional pregestacional, pero el problema es que estamos partiendo la gestación con un 65,5% de malnutrición por exceso, sobrepeso y obesidad. Otro dato preocupante es que la malnutrición por exceso aumentó 68,3% en el periodo 2008 al 2018. 

Es por eso que desde el Ministerio de Salud de Chile en el documento «Evaluación Nutricional de la Gestante y Modificaciones en el Patrón de Referencia 2020» realizó una modificación en el caso del incremento de peso en mujeres con obesidad. 

Control Prenatal

Un control óptimo de la obesidad debería empezar antes de la concepción. Las mujeres obesas que logran disminuir aunque sea un poco de su peso antes del embarazo pueden tener mejores resultados obstétricos, y se debe promover perder peso, modificar la dieta, ejercicio y cambio de conducta durante la gestación. No se recomienda indicar medicamentos para el control del peso en el momento de la concepción o en el embarazo, por seguridad y posibles efectos adversos.

Autor: Nta. Camilo Aburto

 Profundiza tus conocimientos sobre esa temática en nuestra Certificación Internacional Nutrición y Embarazo.

 Inicio: 27/10/22

Referencias:

 American College of Obstetricians and Gynecologists. Practice Bulletin No. 230: Obesity in Pregnancy. Obstetrics & Gynecology. 2021; doi:10.1097/AOG.0000000000004395.

 

Trastornos del Espectro Autista

¿Cómo diagnosticar los Trastornos del Espectro Autista?

El autismo es un trastorno del desarrollo neurológico condicionante de una neurovariabilidad caracterizada por dificultades en la comunicación, el comportamiento social e inflexibilidad en el comportamiento al presentar conductas repetitivas e intereses restringidos. La palabra «espectro» significa que el autismo presenta una amplia variedad de síntomas.

Diagnosticar los trastornos del espectro autista (TEA) puede resultar un tanto difícil porque no existe una prueba médica exacta, como un análisis de sangre para el diagnóstico.

Según datos recogidos en diferentes países, al menos 1 niño de cada 100 se desarrolla con alguna forma de autismo. Visto los resultados positivos asociados con las intervenciones tempranas, desde hace algunos años se realizan importantes esfuerzos con el objetivo de disminuir la edad de la identificación, los síntomas suelen aparecer en los primeros dos años de vida (1).

Los trastornos del espectro autista no tienen una sola causa. Los estudios sugieren que son causados por una combinación de factores, como trastornos genéticos, infecciones, medicamentos tomados durante el embarazo o que uno o ambos progenitores hayan sido padres a una mayor edad (35 años o más en el caso de la madre y 40 años o más para el padre).

Para entregar un diagnóstico certero, los profesionales evalúan el desarrollo de la persona y su conducta. En la actualidad, muchas personas aún no reciben un diagnóstico definitivo hasta que tienen más edad, incluso en la adolescencia o etapa adulta. Este retraso significa que hay personas con TEA que podrían no recibir la ayuda temprana que necesitan.

Un diagnóstico tardío implica negar a un niño o a un joven la oportunidad de comprender sus respuestas a diferentes situaciones. Implica también un estrés suplementario a las familias, el retraso del diagnóstico de otras condiciones concurrentes y un aumento de costos financieros para la familia y la sociedad (2).

Dos factores importantes han promovido la toma de conciencia internacional en la importancia del diagnóstico. El primero, tiene que ver con los resultados positivos de las intervenciones conductuales y educativas (3) cuyo resultado es descrito como particularmente importante durante los primeros años de vida. 

Se considera que un diagnóstico preciso es posible desde el segundo año de vida (4) y sería estable desde los 14 meses de edad. El acceso a servicios de intervención temprana sería entonces por el momento la mejor manera de desarrollar las habilidades de las personas.

El segundo factor, tiene que ver con el aumento considerable del número de personas diagnosticadas con autismo en todo el mundo. Entre los factores que contribuyen a la explicación de este aumento de prevalencia estarían la mejora de las prácticas de diagnóstico, el aumento del número de profesionales entrenados, la inclusión en los estudios de individuos sin discapacidad intelectual, y los cambios de criterios diagnósticos en la quinta edición de Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) (1).

Los primeros signos de autismo pueden ser muy sutiles, entre ellos podemos incluir:

Complejidades en la comunicación: niños con autismo pueden tener dificultades para hablar o para comprender el lenguaje verbal o no verbal. Lo anterior se acompaña de ausencia de atención conjunta.

Intereses repetitivos o comportamientos rutinarios: niños con autismo pueden tener intereses muy específicos y pueden ser muy rutinarios en su comportamiento. 

Complejidades en el comportamiento social: niños con autismo pueden tener dificultades para interactuar con otros niños. 

Sensibilidad a los estímulos: niños con autismo pueden ser muy sensibles a los sonidos, las texturas, las luces o los olores.

El TEA tiene importantes barreras de identificación en Latinoamérica, hecho confirmado por los bajos índices de prevalencia con respecto a Norteamérica y Europa. Se sugiere que todos los pediatras debiesen incluir en su control de rutina el uso de cuestionarios de tamizaje para niños de 18 y 24 meses para diagnóstico temprano de TEA, sin embargo, se debe tomar en cuenta que la mayoría de cuestionarios han sido diseñados con poblaciones pediátricas de pacientes de sexo masculino, la literatura señala que las niñas tendrían características que los instrumentos de diagnóstico desarrollados en poblaciones esencialmente masculinas, no son capaces de captar (1).

 

Autor: Nta. Jorge Rueda

Profundiza tus conocimientos sobre esa temática en nuestro Curso Intensivo en Trastornos del Espectro Autista.

Inicio: 29/9/22

Referencias: 

  1. Buffle, Paulina., Naranjo, Daniela. Identificación y diagnóstico tempranos del trastorno del espectro autista: una revisión de la literatura sobre recomendaciones basadas en la evidencia. Rev. ecuat. pediatr ; 22(3): 1-21, 30 de diciembre del 2021.
  2. Alcalá Gustavo Celis, Ochoa Madrigal Marta Georgina. Trastorno del espectro autista (TEA). Rev. Fac. Med. (Méx.)  [revista en la Internet]. 2022  Feb.
  3. Kanner L. The conception of wholes and parts in early infantile autism. Am J Psychiatry. 1951;108(1):23-6.
  4. Wing L. Asperger’s syndrome: a clinical account. Psychol Med. 1981;11(1):115-29.

Modelos de ayuno intermitente

Modelos de ayuno intermitente

En el presente texto será presentada una breve revisión y aplicación de la literatura acerca de los modelos intermitentes de ayuno. 

El ayuno se puede definir como la abstinencia voluntaria o la reducción de algunos o todos los alimentos, bebidas, o ambos, por un período que dura entre 12 horas a 3 semanas, ya sea a corto plazo, a largo plazo/prolongado o intermitente. 

Cada vez ha ganado más popularidad y se ha investigado como una posible intervención no farmacológica para mejorar la salud y aumentar la longevidad. El ayuno intermitente incluye varias prácticas, y los protocolos de los estudios varían ampliamente, con períodos alternos de alimentación y períodos de ayuno que pueden llegar hasta las 24 h de uno a cuatro días a la semana (1). Algunos de los modelos de ayuno son:

  • Ayuno intermitente: Este patrón de alimentación implica ayunar durante períodos de tiempo variables, por lo general durante 12 h o más.
  • Alimentación restringida en el tiempo: Este patrón de alimentación implica restringir la ingesta de alimentos a períodos de tiempo específicos del día, típicamente entre 8 y 12 h cada día.
  • Ayuno en días alternos: Este patrón de alimentación implica no consumir calorías en los días de ayuno y alternar los días de ayuno con un día de ingesta de alimentos sin restricciones o día de “fiesta”.
  • Ayuno modificado en días alternos: Este patrón de alimentación implica consumir menos del 25% de las necesidades energéticas de referencia en los días de «ayuno», alternados con un día de ingesta de alimentos sin restricciones o día de «fiesta».

Ayuno periódico: Este patrón alimentario consiste en ayunar solo 1 o 2 días a la semana y consumir alimentos ad libitum de 5 a 6 días a la semana (1).

ayuno intermitente

Aunque los períodos prolongados de restricción de calorías confieren beneficios para la salud y una mayor supervivencia, su rigor hace que este enfoque dietético sea poco atractivo para la mayoría de las personas; una creciente evidencia sugiere que la duración del ayuno, la composición de la dieta y el ritmo circadiano contribuyen a los diversos efectos de la restricción de calorías. 

Por lo tanto, los patrones de alimentación alternativos como el ayuno intermitente han buscado capitalizar estas diferentes variables para desarrollar enfoques que capturen los beneficios para la salud, pero sin su problema de baja adhesión. 

Se han desarrollado múltiples modelos de ayuno intermitente para interactuar con nuestro sistema circadiano y se han informado mejoras metabólicas significativas con las intervenciones de ayuno intermitente, como la reducción del peso corporal y la masa grasa, la disminución de la glucosa en sangre y la mejora de la sensibilidad a la insulina, tanto en estudios a corto como a largo plazo en roedores y en humanos. 

Las personas con una salud metabólica comprometida pueden beneficiarse de estos enfoques dietéticos al devolver las variables reguladas al rango fisiológico, un paso crucial para evitar múltiples enfermedades crónicas. También se ha demostrado que el ayuno intermitente mejora aún más los marcadores metabólicos y fisiológicos en adultos sanos (2).

Autora: Nta. Yazareni Mercadante

Profundiza tus conocimientos sobre esa temática en nuestro Curso Intensivo Dietas Low Carb y Ayunos Intermitente.

Início: 25/08/2022

Referencias 

  1. Napoleão, A., Fernandes, L., Miranda, C., & Marum, A. P. (2021). Effects of Calorie Restriction on Health Span and Insulin Resistance: Classic Calorie Restriction Diet vs. Ketosis-Inducing Diet. Nutrients13(4), 1302.
  2. Duregon, E., Pomatto-Watson, L. C., Bernier, M., Price, N. L., & de Cabo, R. (2021). Intermittent fasting: from calories to time restriction. Geroscience43(3), 1083-1092.

¿Cuáles son los antioxidantes empleados como nutracéuticos?

Nutraceúticos

¿Cuáles son los antioxidantes empleados como nutracéuticos?

Los antioxidantes son sustancias que protegen las células de los daños que causan los radicales libres (moléculas inestables producidas en el proceso de oxidación metabólico), que pueden ser en parte responsables de enfermedades como el cáncer, la cardiopatía, el derrame cerebral y enfermedades asociadas al envejecimiento.

Para ello, los antioxidantes ceden un electrón a los radicales libres o especies reactivas que se encuentran con un electrón desapareado y, al ceder dicho electrón, el antioxidante neutraliza a la especie reactiva, estabilizándola.

Además de la neutralización de radicales libres, los antioxidantes tienen efectos sobre:

  • La producción de enzimas antioxidantes;
  • La reducción de agentes pro-oxidativos y productos de la oxidación como el balón de aldehido;
  • La reducción de especies reactivas de oxígeno y de nitrógeno;
  • La inhibición de células asociadas a la producción de sustancias pro-oxidantes;

Antioxidantes empleados como Nutracéuticos

  1. Ácido ascórbico

a) Presentación y fitocinética:

El ácido ascórbico o vitamina C, es una vitamina hidrosoluble presente en frutas y vegetales tales como los cítricos y las verduras frescas. 

La absorción depende de la integridad del tracto digestivo, disminuyendo en sujetos con enfermedades digestivas o después de dosis muy elevadas. En condiciones normales, un individuo sano almacena 1,5 g de ácido ascórbico que se renueva diariamente en 30 a 45 mg. Su distribución es muy amplia, pero las mayores concentraciones se observan en los tejidos glandulares. La mayor parte del ácido ascórbico se oxida de forma reversible a ácido dehidroascórbico, siendo el resto transformado en metabolitos inactivos se excretan en la orina.

b) Fitodinamia:

  • El ácido ascórbico, es un importante antioxidante capaz de modular el estado redox celular y de alterar la expresión de determinados programas génicos. 
  • Incrementa los niveles de ARN de los genes de procolágeno α1 y α2. Al mismo tiempo, el ascorbato reprime la expresión de genes que codificarían proteínas que degradarían el colágeno, como la colagenasa IV y la metaloproteasa-2. 
  • La vitamina C en la expresión de otros genes, como por ejemplo los subtipos IA1 e IA2 del citocromo P450 hepático y de la tiroxina hidroxilasa neuronal, dando como resultado un aumento en la síntesis de dopamina.

c) Dosis: 500- 1000 mg/ 24 horas

  1. Coenzima Q10

a) Presentación y fitocinética

La coenzima Q10 (CoQ10) (2,3-dimetoxi-5-metil-6-decaprenil-benzoquinona), se sintetiza a partir del ciclo del mevalonato y se absorbe por vía intestinal, tras la emulsificación por las sales biliares, se transporta al hígado dentro de los quilomicrones y se distribuye a tejidos periféricos dentro de las lipoproteínas. 

La principal función de la CoQ10 es la antioxidante, al neutralizar radicales libres que se generan durante la cadena respiratoria de electrones.

Los órganos que requieren concentraciones de energía más altas, como el cerebro, corazón, riñones e hígado, muestran tasas más altas de CoQ10.

b) Fitodinamia

En diversos estudios se ha demostrado que diferentes esquemas de suplementación de CoQ10 tiene múltiples efectos sobre la disminución de la glucemia en ayunas, hemoglobina glicada, niveles séricos de insulina, ferritina, colesterol total y LDL-c, transaminasas, proteína C reactiva, factor de necrosis tumoral, malondialdehído, presencia de esteatosis hepática y de la circunferencia abdominal. Por otro lado, se ha asociado con el aumento del HDL-c, glutatión plasmático y diversos efectos en la regulación de los niveles de adiponectina.

c) Dosis: 100- 200 mg/ 24 horas

  1. Ácido α-lipoico

a) Presentación y fitocinética

El ALA es cofactor de enzimas mitocondriales como la piruvato (PDH) y α-cetoglutarato deshidrogenasa (KGDH), por lo cual promueve el incremento del metabolismo energético regulado por enzimas mitocondriales.

El potencial redox del ALA / DHLA influye fuertemente en otras parejas tiol-disulfuro, tales como cistina-cisteína, GSHGSSG y proteínas tiol-disulfuros. Puede directamente neutralizar los oxidantes y estimular los niveles de otros antioxidantes como el glutatión, ubiquinona o las vitaminas C y E.

b) Fitodinamia

Es componente y reconstituyente de membranas que permite el recambio adecuado de las mismas. En su función como antioxidante disminuye la glicosilación de los receptores de membrana en neuronas y los niveles de hemoglobina glicada, también inhibe el NRF-2, responsable de la expresión de genes de enzimas antioxidantes, incrementando la producción de las mismas, lo cual favorece el restablecimiento de la función mitocondrial, aumentando la neutralización de especies reactivas de oxígeno. Además, tiene influencia en la acción de la proteína AKT, que inhibe el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), disminuyendo la adhesión vascular, la producción de moléculas inflamatorias y la disfunción endotelial.

c) Dosis: 600- 800 mg/ 24 horas

Autora: Nta. Yazareni Mercadante

Contenido extraído de la clase Aplicaciones clínicas de dosificación de compuestos bioactivos I: Antioxidantes, de nuestro Curso Intensivo Nutracéuticos.

Início: 28/06/2022

Referencias 

Akbari A, et al. (2020). Coenzyme Q10 supplementation and oxidative stress parameters: a systematic review and meta-analysis of clinical trials. European Journal of Clinical Pharmacology, 1-17.

Han T, et al. (2012). A systematic review and meta-analysis of α-lipoic acid in the treatment of diabetic peripheral neuropathy. Eur J Endocrinol.  167(4):465-71

Instituto Nacional del Cáncer (NCI-USA). Diccionario de cáncer del NCI [Internet]. 2011 [citado el 27 de mayo de 2022]. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/diccionarios/diccionario-cancer/def/antioxidante 

Kolahdouz M, Hosseinzadeh M, Eshraghian M, et al., (2013). The effect of coenzyme Q10 supplementation on metabolic status of type 2 diabetic patients, Minerva Gastroenterologica e Dietologica, 59, 231–236.

Lopes R, Coelho A, Hermsdorff H, Bressan J. (2013). Anti-inflammatory properties of orange juice: possible favorable molecular and metabolic effects, Plants Foods Human Nutrition. 68(1):1-10.

Martínez-Leo E. (2020). Modelo terapéutico de nutrición funcional en la obesidad. Ed. Utopía. 2ª. Ed.

Salehi B, et al. (2019). Insights on the Use of α-Lipoic Acid for Therapeutic Purposes. Biomolecules. 9(8): 356

Tabatabaei-Malazy, O, et al. (2014). Influence of ascorbic acid supplementation on type 2 diabetes mellitus in observational and randomized controlled trials; a systematic review with meta-analysis. Journal of Pharmacy & Pharmaceutical Sciences, 17(4), 554-582.

¿Cuáles son los tipos y características de la Insulina?

tipos y características de la insulina

¿Cuáles son los tipos y características de la Insulina?

Conocer los tipos y características de la insulina es fundamental para el tratamiento y acompañamiento de pacientes con Diabetes Mellitus. 

En las personas con diabetes tipo 1, debido a que la función de las células β está ausente o casi ausente, el tratamiento con insulina es esencial en estos pacientes [2]. 

En el caso de la diabetes tipo 2, se debe considerar la introducción temprana de insulina cuando hay evidencia de catabolismo continuo (pérdida de peso), cuando hay síntomas de hiperglucemia o cuando los niveles de hemoglobina glucosilada (A1C) son mayores al 10% [86 mmol / mol]) o los niveles de glucosa en sangre son mayores a 300 mg / dL [16.7 mmol / L]) [2]. 

La insulina aplicada de manera subcutánea puede usarse para complementar la producción endógena de insulina en el estado basal como posprandial. 

En el estado basal con el objeto de modular la producción de glucosa hepática y en estado posprandial, para que además de suprimir la producción de glucosa hepática facilitar la captación de glucosa por el músculo y la grasa [1]. 

¿Cuáles son los tipos y características de la Insulina?

En la actualidad, casi todas las insulinas que se utilizan mundialmente son insulinas sintetizadas mediante tecnología recombinante o análogos sintéticos de la molécula humana. 

Existen diferentes formulaciones que difieren en su farmacocinética, y de acuerdo a ello se agrupan en insulinas de acción corta a insulinas de acción prolongada [1]. Esta diferencia tiene gran importancia práctica, debido a que caracteriza la insulina en tres aspectos fundamentales [3,4]:

  1. Comienzo o inicio de la acción: es el tiempo que transcurre antes de que la insulina llegue al torrente sanguíneo y comience a reducir la glucemia.
  2. Tiempo de pico: es el tiempo durante el cual la insulina alcanza su máxima potencia en términos de reducción de la glucemia.
  3. Duración del efecto: es el tiempo que la insulina sigue reduciendo la glucemia.
Tabla 1. Características y tipos de insulina [4].

Existe un tipo de insulina premezclada que puede ser útil para las personas que tienen problemas para extraer la insulina de dos frascos y leer las instrucciones y las dosis correctas. 

También es útil para quienes tienen poca vista o destreza y es conveniente para las personas cuya diabetes se ha estabilizado con esta combinación [4]. Una insulina que no es inyectable y que se comercializa desde el año 2015, es una insulina inhalada, de acción rápida. 

Este tipo de insulina debe utilizarse en combinación con la insulina inyectable de acción prolongada [4]. 

Dispositivos para la Administración de Insulina

La insulina se administra mediante inyección e infusión principalmente, y más recientemente por inhalación. 

  • Inyección 

Las inyecciones de insulina implican extraer con una jeringa la medicina de un vial y luego inyectar debajo de la piel.

Los bolígrafos de insulina han facilitado la enseñanza a los pacientes para que se pongan la insulina y proporcionan una mayor comodidad y una dosis más precisa. 

Ahora se dispone de inyectores de bolígrafo capaces de inyectar dosis más grandes, de hasta 160 unidades, para la glargina U-300 y el degludec U-200.

  • Bomba

El uso de bomba de insulina también conocido como dispositivos de infusión subcutánea, administran dosis pequeñas y constantes de insulina durante todo el día. 

La bomba se usa fuera del cuerpo en un cinturón o en un bolsillo o bolsa. Está conectada a un pequeño tubo de plástico y a una aguja muy pequeña que se inserta debajo de la piel y permanece varios días en su lugar. La bomba administra la insulina al cuerpo a través del tubo las 24 horas del día. 

Autora: PhD. Angélica Quintero

Contenido extraído de la clase Usos de Insulina, de nuestro Diplomado en Endocrinología Metabólica con doble titulación de Certificación Internacional en Diabetes Mellitus.

Início: 22/06/2022

Referencias

  1. Melmed S. Williams. Tratado de endocrinología. Elsevier Health Sciences; 2021.
  2.  American Diabetes Association Professional Practice Committee. 9. Pharmacologic Approaches to Glycemic Treatment: Standards of Medical Care in Diabetes—2022. Diabetes Care. 2021 Dec 16;45(Supplement_1):S125–43.
  3. NIDDK, National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Insulina, medicamentos y otros tratamientos para la diabetes. NIDDK [Internet]. 2022 Jan 19 [cited 2022 May 17]; Available from: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/insulina-medicamentos-tratamientos

  4. American Diabetes Association. Insulin Basics [Internet]. ADA. [cited 2022 May 17]. Available from: https://www.diabetes.org/healthy-living/medication-treatments/insulin-other-injectables/insulin-basics
  5. University of California, San Francisco. Types of Insulin: Diabetes Education Online [Internet]. Diabetes Education Online  Diabetes Teaching Center at the University of California, San Francisco. [cited 2022 May 17]. Available from: https://dtc.ucsf.edu/types-of-diabetes/type2/treatment-of-type-2-diabetes/medications-and-therapies/type-2-insulin-rx/types-of-insulin/

¿Qué es la Colitis Ulcerosa?

Post 1 - imagen 1

¿Qué es la Colitis Ulcerosa?

La colitis ulcerosa (CU) es una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), un trastorno crónico que afecta el tracto gastrointestinal y que se limita al colon. Presenta inflamación de la mucosa superficial que se extiende proximalmente de manera contigua hasta el recto, y puede llegar a provocar ulceraciones, sangrado intenso, megacolon tóxico y colitis fulminante. 

Fisiopatología de la Colitis Ulcerosa

Hasta el momento no se ha esclarecido la causa y hace falta una comprensión integral de los mecanismos fisiopatológicos subyacentes que dan lugar a las manifestaciones clínicas de la CU. 

Las células epiteliales del colon (colonocitos) y los defectos de la barrera epitelial y de la mucosa están fuertemente implicados en la patogenia de la colitis ulcerosa. Al parecer hay individuos genéticamente susceptibles, los cuales presentan una respuesta inmune desregulada en la mucosa y  microbiota intestinal. 

Una de las teorías más aceptadas es que la inflamación es producida por una respuesta anormal de linfocitos T contra la microbiota intestinal.

La expresión del receptor gamma activado por el proliferador de peroxisomas (PPAR-γ), un regulador negativo de la inflamación dependiente de NF-κB, se reduce en los colonocitos de pacientes con colitis ulcerosa, lo que sugiere un vínculo causal. 

Se han informado defectos asociados con los colonocitos dentro de XBP1 , un componente clave de la vía de respuesta al estrés del retículo endoplásmico, en la colitis ulcerosa.

La colitis ulcerosa se asocia con daño a la barrera mucosa, lo que permite que la microflora luminal desencadene una respuesta inflamatoria sostenida y desinhibida. 

Entre las células inflamatorias, las células TH9 perpetúan la apoptosis de los enterocitos e inhiben la cicatrización de la mucosa. La IL-13, producida por las células Natural Killer, también contribuye a la lesión epitelial. 

Además, las células linfoides innatas, homeostáticas en estado estacionario, contribuyen a la producción de citoquinas, perpetuando la inflamación. La lesión y el daño de la mucosa se asocian con disbiosis, lo que tal vez contribuya a la cascada inflamatoria. 

Manifestaciones Clínicas y Síntomas

Los síntomas de la EII son diversos y varían según la localización de la enfermedad, la duración de la misma y las complicaciones anatómicas de la enfermedad. De acuerdo a la localización se ha clasificado diferentes tipos de CU, signos y síntomas: 

  • Proctitis ulcerosa – la inflamación se limita a la zona cercana al ano (recto), y el sangrado rectal podría ser el único signo de la enfermedad.
  • Proctosigmoiditis – la inflamación afecta al recto y al colon sigmoides (extremo inferior del colon). Entre los signos y síntomas, se incluyen diarrea con sangre, dolor y cólicos abdominales e imposibilidad de defecar a pesar del deseo de hacerlo (tenesmo).
  • Colitis del lado izquierdo – la inflamación se prolonga desde el recto hasta el colon sigmoides y el descendente. Entre los signos y síntomas, se incluyen diarrea con sangre, dolor y cólicos abdominales del lado izquierdo y necesidad imperiosa de defecar.
  • Pancolitis – este tipo suele afectar al colon en su totalidad y provocar episodios de diarrea con sangre que puede ser intensos, dolor y cólicos abdominales, fatiga y una pérdida importante de peso.

En el momento del diagnóstico, entre un 14 y un 37% de los pacientes presentan pancolitis, entre un 36 y un 41% muestran enfermedad de extensión más allá del recto y entre un 44 y un 49% presentan proctosigmoiditis.

Colitis ulcerosa

 

Diagnóstico

El diagnóstico de colitis ulcerosa se basa en una combinación de síntomas, hallazgos endoscópicos, histología y ausencia de diagnósticos alternativos. La endoscopia con biopsias es la única forma de establecer el diagnóstico de colitis ulcerosa.

También son de utilidad pero de manera específica los marcadores inflamatorios como la VSG y la proteína C reactiva, los cuáles pueden estar elevados (colitis ulcerosa grave) o normales (enfermedad leve a moderada), así como biomarcadores de heces no invasivos como la calprotectina fecal. 

Colitis Ulcerosa y Estado Nutricional

La desnutrición tiene una prevalencia del 25 al 80% en los pacientes con EII, esta es debida a factores etiológicos que contribuyen al desarrollo de malnutrición energético-proteica (MEP) en la EII:

Déficit de ingesta

  • Anorexia relacionada con la inflamación

  • Dietas restritivas

  • Ayunos terapéuticos

  • Intolerancia digestiva a medicamentos (sulfasalazina, 5-ASA, metronidazol)

Incremento del metabolismo

  • Inflamación

  • Complicaciones infecciosas

  • Tratamiento esteroideo

Pérdidas proteicas intestinales

  • Inflamación/ulceración de la mucosa

Además, en el 40% de los pacientes se presenta sarcopenia,  como resultado de la inflamación crónica, la desnutrición y la inactividad física. Sin embargo, aunque hay una creciente prevalencia de la obesidad entre los pacientes con EII, ésta generalmente coexiste con una masa muscular baja (Obesidad sarcopénica). 

También puede existir deficiencia de vitaminas y minerales, debido a

  • Vitamina D y K – por deficiencia en las sales biliares.

  • Hierro por baja ingesta – malabsorción y pérdida crónica de sangre.

  • Folato – por malabsorción y el uso de medicamentos.

  • Vitamina C – por un bajo consumo de vegetales y frutas.

  • Vitamina B12 – tras cirugía ileal y sobrecrecimiento en el intestino delgado.

  • Calcio – por el uso de corticoides, diarrea crónica, malabsorción y el bajo consumo de productos lácteos.

  • Magnesio y zinc – por malabsorción, diarrea crónica y síndrome del intestino corto.

  • Sodio y potasio – por el bajo consumo de productos lácteos, vómitos persistentes y diarrea crónica.

En el caso de CU los pacientes tienden a presentar un deterioro rápido del estado nutricional durante un brote agudo. 

Terapia Nutricional

El objetivo de la intervención dietética debe centrarse en prevenir la malnutrición o recuperar el estado nutricional, disminuir y reemplazar la pérdida de nutrientes asociada al proceso inflamatorio, corregir las deficiencias y evitar el agravamiento de los síntomas y/o su aparición. En CU la dietoterapia no tiene el objetivo de inducir el estado de remisión. 

Durante los brotes agudos de la enfermedad se extiende el uso de dietas reducidas en fibra o en residuos, aunque en los casos más severos la intervención puede incluir nutrición enteral e incluso parenteral. 

Durante el estado de remisión, la terapia dietética se centra sobre todo en promover una dieta saludable, variada y equilibrada en la mayor medida de los posible y evitar exclusiones de alimentos y grupos de alimentos llevados a cabo por el paciente.

Por fin, para profundizar el manejo nutricional se sugiere consultar la guía práctica ESPEN: Nutrición Clínica en la enfermedad inflamatoria intestinal, dónde se encuentran 40 recomendaciones en las que se abordan aspectos generales de la atención en pacientes con EII y aspectos específicos durante la enfermedad activa y en remisión.

Autora: PhD. Angélica Quintero

Contenido extraído de la clase Enfermedades inflamatorias intestinales: colitis ulcerosa, de nuestra Certificación Internacional Gastroenterología.

Início: 21/06/2022

Referencias

Yamamoto-Furusho JK, Bosques-Padilla FJ, Charúa-Guindic L, et al. Inflammatory bowel disease in Mexico: Epidemiology, burden of disease, and treatment trends. Rev Gastroenterol Mex (Engl Ed). 2020;85(3):246-256.

 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32143974/

 

Chang, CT. Pathophysiology of Inflammatory Bowel Diseases. N Engl J Med 2020;383:2652-64. DOI: 10.1056/NEJMra2002697 Disponible en:

 https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMra2002697

 

Ungaro R,  Mehandru S, Allen PB, Peyrin-Biroulet L, Colombel J-F. Ulcerative colitis

Lancet. 2017;389(10080):1756-1770. Disponible en: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(16)32126-2 

 

Chiu, E.; Oleynick, C.; Raman, M.; Bielawska, B. Optimizing Inpatient Nutrition Care of Adult Patients with Inflammatory Bowel Disease in the 21st Century. Nutrients 2021, 13, 1581. https://doi.org/ 10.3390/nu13051581 Disponible en: https://www.mdpi.com/2072-6643/13/5/1581/htm 

 

Cabré Gelada E.. Nutrición y enfermedad inflamatoria intestinal. Nutr. Hosp.  [Internet]. 2007  Mayo [citado  2022  Abr  26] ;  22( Suppl 2 ): 65-73. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112007000500009&lng=es

 

Bischoff SC, Escher J, Hébuterne X, et al. ESPEN practical guideline: Clinical Nutrition in inflammatory bowel disease. Clin Nutr. 2020;39(3):632-653. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32029281/

¿Cómo evaluar el estado nutricional en lactantes?

1800x500 (1)

¿Cómo evaluar el estado nutricional en lactantes?

Para evaluar el estado nutricional en lactantes, en principio, debemos recolectar diversos datos, con distintas técnicas o
procedimientos, cuyo análisis permite obtener indicadores de la situación pasada o actual del estado nutricional (1). Para ello, se deben considerar:

Anamnesis adecuada: Información relativa a la existencia de enfermedades agudas y crónicas, entorno ambiental higiénico y social del niño, permitiendo detectar una alimentación incorrecta en cantidad y/o calidad y los hábitos alimentarios. Son datos de especial interés el tipo de lactancia, edad de destete, introducción y preparación de alimentos sólidos y la evolución de los parámetros
antropométricos como peso y talla (2).

Exploración Clínica: Es la exploración sistemática y ordenada de todos los sistemas orgánicos para valorar globalmente la nutrición y detectar la existencia de manifestaciones carenciales y cualquier signo patológico (2).

Indicadores antropométricos (2):

  • Peso
  • Talla
  • Perímetro cefálico: Un percentil <5 es indicativo de la existencia de microcefalia, malnutrición crónica intrauterina o durante la primera infancia.
  • Relación peso-talla: El percentil 90 y el percentil 10 establecen respectivamente los límites de la obesidad y de la malnutrición.
  • Índice de Quetelet: su interpretación es parecida a la del cociente percentil peso/talla, pero corrige errores en caso de talla alta familiar con peso bajo.

Fórmula: IQ= Peso (kg)/Talla2(m)

  • Índice nutricional de Waterlow: se basa en la comparación de la relación simple del peso y la talla del paciente con la relación del peso y la talla medios para la correspondiente edad y sexo. De utilidad para determinar si el estado de malnutrición es agudo o crónico (2).

Malnutrición aguda: %Peso para talla P50 = Peso actual (kg) x 100/Peso para la talla en el P50 (kg)

  • Estadio 0 (normal): > 90%.
  • Estadio I (malnutrición leve): 80-90%.
  • Estadio II (malnutrición moderada): 70-80%.
  • Estadio III (malnutrición severa): < 70%.

Malnutrición crónica: %Talla para la edad = Talla actual (cm) x 100/Talla P50 para la edad (cm)

  • Estadio 0 (normal): > 95%.
  • Estadio I (malnutrición leve): 90-95%.
  • Estadio II (malnutrición moderada): 85-90%.
  • Estadio III (malnutrición severa) < 85%.

 

  • Índice de perímetro braquial (cm)/ perímetro cefálico (cm): De utilidad en niños de menos de 4 años para establecer la existencia de malnutrición (2).
  • Normal: > 0,30.
  • Malnutrición leve: 0,28-0,30.
  • Malnutrición moderada: 0,25-0,27.
  • Malnutrición severa: < 0,25.

 

  • Evaluación de la composición corporal:

La valoración de la grasa corporal total y masa magra se realiza con la medida de los pliegues cutáneos o de los perímetros como el de brazo. La estimación cuantitativa de la grasa corporal puede obtenerse a partir de varias fórmulas predictivas ideadas especialmente para niños de ambos sexos (ecuaciones de Brooke, Siri o Slaughter). Suelen efectuarse en extremidades sobre el tríceps y el bíceps y en el tronco los pliegues subescapular y suprailíaco (2).

estado nutricional en lactantes

Parámetros bioquímicos(2):

  • Albúmina sérica (vida media larga de 20 días, mal indicador de desnutrición precoz). Valores de 2,8 -3,5 g/dL indican desnutrición leve; entre 2,1-2,7 g/dL desnutrición moderada y < 2,2 g/dL desnutrición grave.
  • Prealbúmina (más fiable para estados de malnutrición aguda por su vida media corta de 24-48 horas). Valores de 10-15 mg/dL indican desnutrición leve; 5-10 mg/dL desnutrición moderada y < 5 mg/dL desnutrición grave.
  • Transferrina (Con vida intermedia de 8-10 días, refleja mejor que la albúmina los estados de malnutrición incipientes). Valores 150-170 mg/dL sugieren desnutrición leve; 100-150 mg/dL desnutrición moderada y < 100 mg/dL desnutrición grave.
  • Otros parámetros bioquímicos de utilidad (2): proteína transportadora de retinol, determinación del estado vitamínico y mineral. La hemoglobina e índices de los hematíes permiten identificar los niños con déficit nutricionales de hierro, ácido fólico, vitamina B12 o anemia asociada a enfermedad crónica. Índice creatinina-talla, balance nitrogenado, excreción urinaria de 3-hidroxiprolina, aminoácidos, inmunidad celular y parámetros hormonales.

Otras metodologías y técnicas para evaluar estado nutricional: diluciones isotópicas, bioimpedancia, conductividad eléctrica corporal, densitometría radiológica de doble energía (DEXA) y la calorimetría (2), sin embargo son métodos mucho más costosos. 

 

Requerimientos nutricionales que debemos considerar:

 

¿Cuáles son los componentes del gasto energético del lactante?: la energía ingresada diariamente con los macronutrientes, en su mayor proporción, va a ser utilizada por el organismo (energía metabolizable), excepto una pequeña parte que se pierde en orina heces y sudor. Esta energía disponible se va a consumir en el metabolismo basal, la termogénesis de los alimentos (ambos constituyen el gasto energético en reposo o GER), la termorregulación, actividad física y en el crecimiento. La suma de todos ellos constituye el gasto energético total (GET) (2).

Balance energético = Energía aportada – (GET + pérdidas)

¿Cómo calcular los requerimientos especiales? (2):

Lactantes < 9 kg peso:

GET (kcal/día):

    • Con el peso: [98,07 x P (kg)] – 121,73.
    • Con peso y talla: [10,66 x T (cm)] + [73,32 x P (kg)] – 635,08.

GER (kcal):

    • Con el peso: [84,5 x P (kg)] – 117,33.
    • Con peso y talla: [10,12 x T (cm)] + [61,02 x P (kg)] – 605,08.

Necesidades energéticas: el aporte energético debe cubrir las necesidades para el mantenimiento actividad física y crecimiento. Pasada la primera infancia, existe una gran variabilidad individual y los requerimientos energéticos; existen diferentes tablas y estudios de referencia, las más comúnmente empleadas son las recomendaciones de la OMS y la National Research Council (2).

Necesidades de proteínas: las necesidades cuantitativas de las proteínas han sido calculadas por el método factorial qué consiste en sumar, a las pérdidas obligadas de nitrógeno (orina heces, sudor), las necesidades para el crecimiento y la sustitución de los tejidos. Deben aportar alrededor del 12% de las calorías de la dieta (2).

Necesidades medias de energía y proteínas (RDA)

estado nutricional en lactantes

Necesidades de grasa: los triglicéridos sirven como fuente concentrada de energía prácticamente insustituible, además son el vehículo de las vitaminas liposolubles algunos lípidos complejos (fosfolípidos y glucolípidos), cumplen importantes funciones estructurales en las membranas celulares y en los órganos intracelulares, y forman parte de sistemas enzimáticos importantes. Son la fuente de aporte de los ácidos grasos esenciales linolénico y linoleico (2).

Recomendaciones de lípidos según la edad

estado nutricional en lactantes

 

  • Necesidades de carbohidratos: deben constituir aproximadamente del 50-55% de las calorías de la dieta, suelen representar unos 130 g/día a partir de la época de la lactancia (2). 
  • Necesidades de agua: durante el primer año las necesidades diarias son de aproximadamente 150 ml/kg (1,5 ml/kcal metabolizada), aunque esta cantidad varía ampliamente con la temperatura, las pérdidas anormales de líquido y la carga de solutos de la alimentación. A partir de esta edad los requerimientos hídricos disminuyen progresivamente situándose entre 1 y 1,5 ml/kcal (2).
  • Necesidades de minerales oligoelementos y vitaminas: Las recomendaciones de ingesta diaria (RDA) para minerales, oligoelementos y vitaminas son la principal guía para el abordaje nutricional (2).

Ingesta dietética diaria de referencia para minerales, oligoelementos y vitaminas

estado nutricional en lactantes

Autor: Rafael León

Referencias bibliográficas:

  1. Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano. Nutrición en Pediatría – Tomo I. 2da ed. Caracas: Empresas Polar: CANIA; 2009. 773 p.
  2. Cantón OS, Ferreiro SR, Bautista SC. Guía de Nutrición Pediátrica Hospitalaria. Madrid; 2022

En la Certificación Internacional Nutrición Clínica Pediátrica tendrás un aula exclusiva sobre cómo evaluar el estado nutricional de lactantes y cuáles son los requerimientos necesarios para ello.

Início: 13/04/2022